Rodada por Ambalema

Cada nuevo viaje en compañía de amigos suma a nuestra vida aventurera kilómetros que quedan como marca indeleble en nuestros recuerdos. Esta vez @motoamigoscolombia rodó hasta el municipio de Ambalema en el departamento del Tolima. Ambalema, es un pueblo bañado por el Río Magdalena, un puerto fluvial que  hizo parte de la ruta Mutis de la expedición botánica y anteriormente una zona tabacalera. Hoy es el destino de nuestra aventura.

Amistad

????Cuatro motoamigos listos para la aventura.

Los aventureros: Santiago , Andrés , Manuel  y Rodrigo, cuatro motoamigos que se dieron cita para compartir y sumar kilómetros a sus máquinas.

La hora: La cita fue a las 6:30 am. Como siempre Manolito el último en llegar, jeje. Para ser honestos salimos hacía las 7:30 am.

El lugar de encuentro: La segunda estación de servicio después del puente de guadua saliendo por la calle 80 desde Bogotá.

El destino: Ambalema – Tolima. Un pueblo bañado por el Río Magdalena.

El motivo: Compartir rodando por las vías de nuestro hermoso país y estrenar la  nueva R1200 GS Adventure K51.

La ruta

 

En el punto de partida nos encontramos con Luis Varón y sus amigos que también salían a rodarDesde Bogotá, el punto de partida fue la segunda estación de servicio después del puente de guadua de la calle 80 donde nos encontramos con Luís Varón y su grupo que también salían de rodada aunque no para Ambalema ?.

Luego tomamos la vía hacía Facatativa pasando por El Rosal donde una cámara nos captó viajando un poco más rápido de lo permitido. Al siguiente día nos enteraríamos que a Andrés, Santiago y a mi nos habían colocado foto multa (aún no entendemos por que no a Manolo, jeje ?). Así que para las futuras rodadas les recomendamos tener muy en cuenta este punto.

Hacía las 8:30 am llegamos a Guayabal de Síquima, donde desayunamos en el restaurante Mi Ranchito, el cual se ha convertido en un punto frecuente para desayunar en nuestras aventuras.

Ya con el corazón contento (por aquello de barriga llena, corazón contento) seguimos nuestro camino pasando por San Juan de Río Seco, Cambao y finalmente Ambalema.

Ya en Ambalema, a la orilla del Rio Magdalena nos encontramos con un bonito mural que muestra la interrelación del municipio con el rio.

A la orilla del Rio Magdalena nos encontramos este bonito mural.

La intención original era pasar el río Magdalena en ferry, pero dada la época de invierno el cauce estaba muy crecido por lo que dejamos esta experiencia como tarea pendiente para la próxima vez que estemos en el municipio de Ambalema.  Después de descansar, hidratarnos y servir de alimentos a los insectos a la orilla del río, continuamos nuestro viaje hacía Ibagué pasando por Alvarado.

Dado el invierno el cauce del río estaba crecido

A Ibagué finalmente no entramos y decidimos almorzar en Girardot, en el restaurante Pizza la Passo.  De regreso a Bogotá tomamos la vía hacía Melgar, Chinauta, Silvania, Mosquera y finalmente llegamos a la capital.

El clima fue muy bueno, pues a pesar de estar en época de invierno no nos llovió en el camino.

En total fueron 418 km kilómetros rodados en casi 8 horas. Una experiencia inolvidable en compañía de motoamigos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.